El Consell mantendrá los hospitales de campaña más de medio año por si hay una segunda oleada

Valencia, 7 de abril de 2020. Los tres hospitales de campaña encargados por el Gobierno valenciano a la empresa IDAT (Hispano Vema y BellComm) encaran la fase final de su montaje, que debería estar concluido a finales de esta semana.

Unas instalaciones con un coste total de 4,8 millones de euros capaces de albergar 1.100 camas, si bien inicialmente se pondrán en marcha en torno a la mitad para ir, posteriormente, desplegando el resto si fuera necesario su uso.

Ahora bien, esta especie de hospitales de quita y pon apuntan a permanecer fijos durante más tiempo de lo que cabría esperar. Así, distintas fuentes consultadas por este diario señalan que las instalaciones podrían mantenerse más de medio año en su actual ubicación junto a La Fe y al Hospital General de Alicante y el de Castellón.

El motivo principal es la prevención ante una posible segunda oleada del coronavirus. Una posibilidad que nadie desea pero que no debe descartarse: el control del ascenso de contagios invita a la esperanza de poder restaurar una cierta normalidad antes del verano pero, sin la existencia todavía de una vacuna y ante el desconocimiento de si podría reproducirse con fuerza tras el verano, la hoja de ruta del Gobierno valenciano parece dirigida a mantener montadas estas instalaciones para posibles eventualidades.

De hecho, algunos altos cargos creen que los hospitales de campaña incluso podrían no utilizarse para el coronavirus o, al menos, no al máximo de capacidad. La razón es que se aprecia en los últimos días una desaceleración en el número de contagios mientras que el parque de camas hospitalarias de la Comunitat Valenciana todavía no se encuentra, ni mucho menos, al completo. 

En este sentido, y aunque poco a poco los datos vayan siendo algo más positivos, desde el Consell insisten en no alimentar el “triunfalismo” y reiteran la necesidad de alejar cualquier tipo de “relajación” del confinamiento en estos días.

Al margen de que estos hospitales de campaña sean utilizados para los nuevos ingresos que se vayan produciendo, la propia consellera de Sanidad, Ana Barceló, admitió que esta infraestructuras podría utilizarse también para el alojamiento de pacientes asintomáticos a los que les sea detectado el virus. 

De hecho, las plazas contenidas en estas instalaciones han sido incluidas en la lista demandada por el Gobierno de España a las Comunidades Autónomas (CCAA) con el objetivo de programar cuarentenas -las llamadas ‘arcas de Noé’- para estos pacientes contagiados pero que no presentan síntomas de la enfermedad. Unos confinamientos que, en ese caso, según destacó el minsitro de Sanidad este lunes, Salvador Illa, serían en todo caso voluntarios.

Fuente: Valencia Plaza

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.